CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Portada

Crisis de octubre: Las fotografías de los 11 días de protesta que marcaron el gobierno de Lenín Moreno

Compartir

14 fotoperiodistas, de varios medios de comunicación y agencias internacionales, captaron la mayor crisis política del gobierno de Lenín Moreno. Ocurrió hace un año.

Karina Acosta - El Telégrafo
« 23 de 23 »

La crisis de octubre, hace un año, inició con una jugada del Gobierno. Inconsulta y que, finalmente, provocó el rechazo de todos los sectores. En un principio la organización de indígenas, las federaciones de transporte del país, los sindicatos de trabajadores y, por su lado, el correísmo rechazaron el incremento de los combustibles. El sector privado también rechazó las reformas tributarias y laborales, que fueron propuestas a la par.

Sin embargo, el descontento por el incremento de los combustibles, decretado de un plumazo, fue suficiente para el llamado a una huelga nacional que hizo tambalear al Gobierno. Hasta el momento, ha sido la crisis más dura que ha debido afrontar Lenín Moreno, a quien le resta ocho meses en el poder. 

Las protestas iniciaron con el correísmo en las calles del Centro Histórico de Quito. Incluso, en un principio, eso frenó a los sindicatos de trabajadores y a las organizaciones de estudiantes universitarios. En esa época, el dirigente sindical, Nelson Erazo, dijo que no le hacían el juego a Rafael Correa. “Los estudiantes no permitieron que los correístas se junten con ellos en las calles. Nadie que hará eco a Rafael Correa”, aseguró. Las protestas se registraron en 21 de las 24 provincias del país.

Pero la revuelta de octubre, y quizá lo que evitó que Moreno sea defenestrado, es que desde el interior de los movimientos sociales supieron de la infiltración de los radicales y correístas que tenían agenda propia. Desde los trabajadores identificaron a personas que no tenían nada que ver con ellos y desde el movimiento indígena hicieron lo propio. 

Un personaje fundamental fue el dirigente histórico del movimiento indígena Salvador Quishpe. Expuso públicamente que el correísmo fue parte del caos provocado dentro de su movimiento. Específicamente, un grupo con llegada a la cúpula de la Conaie.

Salvador Quishpe hizo público algo que la dirigencia mantuvo en secreto durante dos años: hay correístas dentro y tienen peso. Asimismo, sabían que estaban en las protestas miembros de DiabloUma y Latin Kings, así confirmaron los dirigentes. Ambas fueron organizaciones clave para el terror que marcó el correísmo, incluso la primera aparece como beneficiara de dinero de Arroz Verde, algo que todavía no se ha investigado penalmente.

La Defensoría del Pueblo informó que se contabilizaron siete fallecidos durante las protestas, 1340 personas heridas, 1152 detenidos (la mayoría entre 15 y 24 años de edad). Luego de 11 días de protestas, hubo acuerdo para salir de la crisis. 

No obstante, las pérdidas generadas por la crisis todavía son incalculables. El sector privado perdió unos USD 2 200 millones y se suman la paralización de los pozos petroleros, la destrucción del antiguo edificio de la Contraloría, parte de la Asamblea Nacional, vías, aceras, una estación del metro de Quito, contenedores de basura… Además, el gasto en armamento y movilización de la Fuerza Pública para enfrentar a los manifestantes. 

Los fotógrafos de varios medios y agencias internacionales retrataron la revuelta, que no pudo defenestrar a Moreno. Al cumplirse el primer aniversario, recordamos en Criterios esas imágenes que impactaron al país y al mundo. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *