Escribe para buscar

Contexto Lo Destacado Portada

Jorge Yunda no resistió más y Santiago Guarderas es el nuevo Alcalde de Quito

Compartir
Yunda Alcaldía Corrupción

Jorge Yunda fue reemplazado. La Justicia revocó las medidas cautelares que lo mantenían en el cargo. Santiago Guarderas asumió la Alcaldía y prometió trabajar por la ciudad. Pidió unidad.

Fotos: Juan Ruiz Condor – API

Jorge Yunda, ahora exalcalde de Quito, fue retirado del cargo. La remoción que pesaba sobre él quedó en firme cuando, ayer, fueron retiradas las medidas cautelares que le dieron oxígeno hasta que se resuelva la audiencia de amparo de protección. 

Con esa decisión, Santiago Guarderas asumió como Alcalde de Quito. Lo hizo en el Salón de Sesiones del Municipio de Quito, luego de una hora de la decisión judicial.  

Una gestión empedrada

El día de la elección de Jorge Yunda, como Alcalde de Quito, fue una sorpresa. No sólo para el propio Yunda, sino para los políticos de la capital. 

Jorge Yunda, candidato por el partido Unión Ecuatoriana del exfiscal Washington Pesántez, no estaba en el radar como un contendor fuerte. Es más, ese día, el 24 de marzo del 2019, Paco Moncayo estaba listo para la celebración. Pero la falta de unión política, que todavía no ocurre en la ciudad, hizo que el voto se fraccione de tal manera que Yunda llegó a la Alcaldía con el 21,395 de los votos. El segundo lugar lo ocupó la correísta Luis Maldonado con 18,42% y, en tercer lugar, Paco Moncayo con 17,78%.

En esos días se sabía que Yunda tendría problemas de gobernabilidad, más aún cuando el correísmo obtuvo mayoría en el Concejo Metropolitano. 

Con un Municipio con poco presupuesto, con mala imagen por los concejales con grillete, los escándalos de corrupción, la cuestionada gestión de Mauricio Rodas, un pasado de Augusto Barrera que convirtió al Cabildo en una sede más del correísmo… parecía que con Jorge Yunda poco iba a cambiar. 

De cualquier forma, la incipiente clase política quiteña decidió tácitamente darle un respiro al Alcalde y dejarlo gobernar. Entonces, callaron los escándalos por la asignación de frecuencias al grupo empresarial de Yunda, mientras el Alcalde decidió llamar a más personas para que integren las secretarías. 

Así participaron en la Alcaldía representantes de varias tendencias y grupos de la sociedad civil. Pero poco a poco fueron dejando sus cargos. Muchos, incluso, mostrando sus desavenencias con el Alcalde Yunda. 

Él pudo sortear problemas políticos y económicos. Al inicio. Pero luego ha venido en picada. 

El proceso penal por un supuesto mal manejo en los recursos para la compra de pruebas COVID lo lastimó políticamente, así como los negocios con una empresa amiga, Geinco, la cercanía con el correísmo y los chats de su hijo Sebastián Yunda. La indagación penal reservada en contra del hijo, quien también es músico, como su padre, avanza en la Fiscalía.

El caso penal, por el que lleva un grillete electrónico en el tobillo, no lo ha sacado del cargo. Pero sirvió para que se forme una mayoría del Concejo Metropolitano y resuelva su remoción por faltas al incumplir mandatos para la participación ciudadana. 

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Luego de finalizado ese proceso, con una resolución del Tribunal Contencioso Electoral en firme, e impulsado por Carolina Moreno y Jessica Jaramillo, Yunda ha causado incidentes legales para que no se ejecute la decisión del Concejo, con varios alegatos de supuesta vulneración de derechos. Todo… hasta ayer. 

El Gobierno y la CCQ se pronunciaron

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, en una entrevista en Radio Quito, se pronunció sobre la crisis política quiteña. Fue la primera vez que el Gobierno lo hacía. Para ella, Quito no tenía un problema jurídico sino, precisamente, político. 

“En el ámbito político es indispensable, primero, llamar a la ciudadanía a que respalde las decisiones de su Cabildo porque eso es lo que debe hacer. Y hacer un llamado a los involucrados, incluyendo al Alcalde Yunda, para que respete a la ciudad que lo eligió para ser su Alcalde; y que a través de sus representantes, ha retirado esa confianza. De manera que el Municpio pueda trabajar, recuperar la institucionalidad y atender las necesidades servicios básicos y de todos los otros servicios que el Municipio debe darle a la ciudad. Porque la ciudad está paralizada y no puede continuar de esta forma. Más aún cuando compromete el principal proyecto de la ciudad, que es el Metro”, sentenció la Ministra. 

Pero esto no fue todo. La Cámara de Comercio de Quito también se pronunció sobre la crisis quiteña. En un comunicado, firmado por el presidente Carlos Loaiza, cuestionó que la ciudad esté paralizada por las “pugnas de poder y disputas personales”. “Los quiteños nos esforzamos diariamente por superar las consecuencias nefastas de la crisis sanitaria y para ello debemos trabajar en unidad por un mismo objetivo, con el respaldo y compromiso de los sectores público y privado”. 

Carlos Loaiza exigió soluciones. “Exhortamos a las autoridades municipales a resolver los urgentes problemas de gobernabilidad de la ciudad por el bien de todos los quiteños”, finalizó el comunicado de la Cámara de Comercio de Quito. 

Santiago Guarderas asumió el cargo

Antes de las 21:00, y luego de que la Justicia revocó las medidas cautelares a Jorge Yunda, Santiago Guarderas asumió como Alcalde de Quito. Esto pese a las advertencias del perdedor de la jornada acerca de que no podía darse el cambio y que, incluso, habría consecuencias judiciales.

Foto: Juan Ruiz Condor – API

Guarderas no hizo caso a Yunda. Luego de firmar el documento con el que inicia su mandato, prometió trabajar en los próximos 22 meses para que la capital pueda enfrentar los problemas más graves: la reactivación económica, la movilidad, la basura, el Metro… Pero pidió colaboración y unidad a los políticos, gremios, medios de comunicación, academia, exalcaldes…

“Empezamos esta nueva etapa con esperanza, con amor, con alegría y, sobretodo, con honestidad y transparencia. ¡Viva Quito!”, finalizó su discurso de posesión. 

Este viernes, se realizara la audiencia de segunda instancia de la acción de protección que impulsa Yunda en contra de la Comisión de Mesa, que dio paso al pedido de remoción. En primera instancia, el exalcalde Yunda obtuvo un triunfo parcial cuando la Justicia detectó una vulneración de sus derechos políticos y ciudadanos. Aunque Yunda tiene otros recursos, por lo consumado ayer, se resolverán con él fuera de la Alcaldía.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *