Escribe para buscar

Contexto Portada

Guillermo Lasso inaugura la era de la reconstrucción nacional

Compartir

Guillermo Lasso asumió la Presidencia de la República. En su primer discurso hizo un llamado a la Unidad Nacional, a colaborar con el plan de vacunación, a trabajar en conjunto con la Asamblea… Pero también lanzó varias advertencias. 

Foto: Daniel Molineros – API

Guillermo Lasso asumió la Presidencia del Ecuador. Lo hizo en una ceremonia realizada en Quito, en el Pleno de la Asamblea Nacional. 

Fue un acto en el que trazó una línea, donde, para él, hay un Ecuador que queda en el pasado, de caudillismo, pobreza, encierro al mundo y persecución. Y nace un país que requiere de muchas manos para reconstuirlo. En muchos aspectos. Para levantar el ánimo de los ecuatorianos, para volver a dignificar la política como un arte del debate para las soluciones.   

El Presidente Lasso juró respetar el cargo frente a la presidenta del Parlamento, Guadalupe Llori. 

Ella, una indígena amazónica y quien fue perseguida por el correísmo, en su discurso prometió no provocar pugnas en el futuro sino acuerdos por la prosperidad. “La palabra izquierda no es mala, ni derecha, ni ideología. El peligro está en las palabras nefastas y actitudes perversas, en la corrupción, en el autoritarismo, la explotacion, discriminación y la xenofobia. Peligroso es el dogmatismo, que busca colonizar y someter. Propongo una gran Minga. La crisis de Ecuador es de una gran magnitud”, dijo ante los invitados. 

Luego llegó el turno de Guillermo Lasso. Habló durante 66 minutos. Hizo un repaso del pasado. Donde, para el presidente, el Ecuador ha estado sumido en un proceso destructivo de la política y del país. “Termina la era de los caudillos. No más poder en la figura del Presidente, los que buscan todo el poder terminan buscando clemencia cuando ese poder se les va de las manos. Nos mantendremos fieles a los estrictos márgenes que dictan las leyes”, sentenció.

En esa línea, convocó a la Unidad Nacional para salir de ese pasado oprobioso, corrupto, que solo benefició a pocos. Dijo: “Luego de más de 10 años de autoritarismo, los ecuatorianos asimilamos la más gande lección democrática: no hay democracia sin la participación de los ciudadanos. Hoy los ciudadanos queremos dar, contribuir sin pedir nada más que la esperanza de hacer un mejor país. Que nuestro voto signifique un país más justo con las muejres, un país más responsable con la naturaleza. Un país más equitativo con los más necesitados. Que todos lo políticos se acostumbren a que la política es esto: un deseo de los ciudadanos por contribuir al bien común”.

Sobre el recuentro nacional, lo ubicó en la zona rural del pais, donde, mencionó, hay ecuatorianos que libran una batalla por el hambre y el empleo, que sufren por la desnuctrición infantil. También en la protección a las mujeres. Les prometió igualdad y combatir la violencia intrafamiliar. 

Foto: Comunicación Guillermo Lasso

Advirtió que las causas de las minorías lo llevaron al poder, incluso las feministas. Y que responderá con trabajo sobre sus preocupaciones. Dijo que el crecimiento económico y la justicia social son las bases de un país próspero y equitativo. 

Habló a las élites económicas. Convocó a los distintos sectores a iniciar la reactivación, ahora ya sin un caudillo que pugne por poder ilimitado. “Aquí esta la oportunidad esperada. Demuestren que sin acosos, sin persecusión, están listos para poner sus recursos al servicio de la sociedad ecuatoriana y no al país al servicio de sus recursos. Demuestren su compromisio nacional. Parafraseando al presidente J. F. Kennedy: mientras como país no podamos ayudar a los pobres, este Gobierno no podrá ayudar a los más ricos”, advirtió. 

El Presidente dio inicio al plan de vacunación, que, aseguró, obligará a la colaboración de miles de personas. Cumplido ese proyecto llega el segundo, un desafío mucho más grande indicó. “Vacunaremos sin descanso porque el virus no descansa. Siete días a la semana, en cada pueblo y parroquia. Y convocaremos la ayuda del Consejo Nacional Electoral. Qué mejor oportunidad que en época no electoral, la capacidad logística del CNE se ponga a disposición del pueblo ecuatoriano para recuperar la salud del pueblo. 

Y cuando los embates hayan disminuido empezará una tarea aún mayor. El verdadero desafío, la lucha para llevar al Ecuador a las sendas de la prosperidad”, dijo el Presidente.

Prometió abrir el Ecuador al mundo. Anunció su trabajo para llegar a integrar la Alianza del Pacífico, para que los productos ecuatorianos puedan ser valorados en más países. La exportación será uno de sus pilares para generar riqueza.    

De la derecha, Lasso pasa el centro de la política. Sin alejarse de sus creencias religiosas católicas, anunció su respeto irrestricto a las bases de un Estado laico. “Hay un centro donde nos encontramos y es un germen de democracia. Se trata de comprender al que está en la acera de en frente”. 

En ese contexto, hizo el llamado a la Unidad Nacional, en especial a los partidos políticos. No espera obsecuencia, dijo, pero sí compromiso por mejorar al país. Y lanzó otra advertencia: “Hasta que el pueblo decida lo contrario, respetaré la institucionalidad actual”.

Foto: Flickr Asamblea Nacional

Se dirigó a Guadalupe Llori, para dar un ejemplo del cambio en la política ecuatoriana: “Quién hubiera dicho algún día que un exbanquero y una lideresa indígena de la Amazonía llegarían a presidir, al mismo tiempo estas dos funciones del Estado. Quién se hubiera atrevido a mencionarlo. Sin embargo, aquí estamos los dos Señora Presidenta. Listos para servir y ansiosos por trabajar en conjunto por el bien del país”. 

Luego de citar varias veces las palabras del expresidente Jaime Roldós, cuyo Mandato, hace cuatro décadas, se caracterizó por darle credibilidad a la política, sanar a la ciudadanía que abandonaba una dictadura, buscar la unidad latinoamericana y combatir a los totalitarios en la región, Lasso finalizó su intervención con una de sus frases: “Por último, invocando una vez mas las palabras de Roldós, concluyo: Mi poder en la Constitución y mi corazón en el pueblo ecuatoriano. ¡Que viva un Ecuador republicano, por siempre, para siempre! Que Dios nos bendiga a todos”.

Lasso envía el primer proyecto de ley a la Asamblea

Por la tarde, luego de las 17:00, el Presidente Lasso firmó varios decretos. Entre los primeros estuvo las Normas de Comportamiento Ético Gubernamental, con las que marcará lo límites para los funcionarios de la Función Ejecutiva. Además, firmó los nombramientos de los ministros, secretarios y consejeros de su gobierno.

Foto: Daniel Molineros – API

También firmó al salida de la Central de Riesgos de 1,7 millones de ecuatorianos que debían dinero a distintas entidades financieras menos de USD 1 000. Esto les permitirá regresar a la vida bancaria. Pero no les exime de la deuda.

Asimismo, firmó la derogatoria del Reglamento a la Ley de Comunicación y también el envió de la derogatoria de la Ley de Comunicación, conocida como ley mordaza, al proponer una nueva Ley. La llamó la Ley de Libertad de Expresión y aseguró que su contenido está ajustado a los parámetros internacionales de protección de libertad de expresión. Esta deberá ser tratada en el Parlamento, lo que la convierte en al primer prueba de fuego en su período.

Anunció que están listos varios proyectos legales y que serán enviados a la Asamblea en las próximas horas, como las reformas laborales y las reformas a la ley de educación.

  • Actualizado a las 18:45, del 24 de mayo del 2021.
Etiquetas:

1 Comentario

  1. SOLO A PIDO A PAPITO DIOS QUE LE DEJEN GOBERNAR ESTOS CORRUPTOS ASAMBLEISAS, LO QUE MAS DESEO ES QUE LES HAGA DEVOLVER NUESTRO DINERO A LOS QUE SE ROBARON Y SE INGRESE AL SEGURO QUE TANTO NECESITA

    Responder

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *