Escribe para buscar

Contexto Noticias

El PIB del Cono Sur crecería más sin brechas de género

Compartir

Si todas las barreras ocupacionales que enfrentan las mujeres fueran eliminadas, el PIB de los países del Cono Sur podría aumentar entre el 4% y el 15%, según un nuevo informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

PIB
Foto: Freepik

En Brasil, si se agrega la eliminación de barreras étnicas, las ganancias podrían alcanzar hasta 30% del PIB, según el reporte Cerrando las brechas de género en el Cono Sur, un potencial de crecimiento desaprovechado. El informe fue presentado en el contexto de un webinario internacional en el que se profundizó sobre esta temática.

El reporte presenta evidencia sobre las consecuencias económicas de las desigualdades de género, sus causas y las políticas que pueden contribuir a mitigarla, en los países del Cono Sur: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

En los países del Cono Sur, la tasa de empleo femenino es del 49 %, 21 puntos porcentuales por debajo de la de los hombres. Chile tuvo la tasa de empleo femenino más baja en la década de 1990, por debajo del 35%, con un aumento pronunciado desde principios de la década de 2000, alcanzando casi el 48% en 2019. Paraguay tiene la tasa de empleo femenino más alta de la región en todo el período, en torno a 55% en 2019.

El libro también presenta evidencia empírica sobre algunos ingredientes necesarios para cerrar las brechas existentes de género. Recomienda potenciar el desarrollo de mujeres a nivel educativo y profesional, apoyar el desarrollo profesional de las mujeres en carreras tecnológicas, y potenciar políticas públicas sensibles al género, que consideren las perspectivas, aspiraciones y retos que enfrentan las mujeres.

El BID implementa proyecto de impulso a negocios liderados por mujeres

Respecto a potenciar el capital humano de las mujeres, el informe sostiene que las inversiones en este campo pueden tener un efecto multiplicador en el avance de la igualdad de género. Así por ejemplo, apoyar a las niñas para que se conviertan en las mejores estudiantes no solo tiene un efecto positivo en ellas, sino también sobre sus futuras compañeras.

El informe también concluye que, si bien es necesario incentivar que más mujeres se ocupen en el sector de tecnología e ingeniería, que son algunas de las ocupaciones mejora remuneradas, también es imperativo eliminar barreras culturales y normas sociales que dificultan que las mujeres tengan éxito en campos dominados por hombres. Por ejemplo, datos de Chile muestran que mujeres en carreras tecnológicas podrían estar sujetas a un mayor grado de discriminación en el mercado laboral que mujeres en otros campos.

Por último, es crítico impulsar políticas urbanas sensibles al género para fomentar su participación en el mercado laboral y autonomía económica. Las mujeres realizan más viajes diarios que los hombres, viajan más a menudo fuera de las horas pico, caminan o utilizan más el transporte público y dedican una parte importante de los viajes a las responsabilidades de cuidado. En Buenos Aires, por ejemplo, el informe encontró que las mujeres tienen peor acceso al trabajo que los hombres debido a los mayores costos de viaje y las distancias más largas.

238 mil mujeres no tienen empleo en Ecuador

Las mujeres también valoran más los beneficios sociales que los hombres y buscan más seguridad social para la familia, lo que realza la importancia de las políticas de formalización de micro y pequeñas empresas para reducir las brechas de género en el mercado laboral.

Te podría interesar

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *