CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Lo Destacado Portada

Debate presidencial: Arauz no pudo distanciarse de su pasado correísta, su legado autoritario y opaco

Compartir

Luego de 37 años, se produjo un Debate presidencial antes de la segunda vuelta. Andrés Arauz no pudo separarse del pasado correísta.

Fotos: Flickr Consejo Nacional Electoral

El debate oficial de los candidatos finalistas para la segunda vuelta se realizó ayer, desde las 20:00. Andrés Arauz y Guillermo Lasso, quienes pasaron a la segunda vuelta luego de las elecciones del siete de febrero, se vieron las caras. 

En el debate, que tuvo el cambio del moderador (Andrea Bernal fue reemplazada por Claudia Arteaga), fue dividido en cinco ejes temáticos donde los candidatos pudieron exponer algunas de sus propuestas.

Sin embargo, el debate tuvo un punto central que fue impuesto por las frases de Guillermo Lasso. Y fue el mostrar la continuidad del modelo correísta con Arauz, que tiene golpeada la democracia y la economía. 

Andrés Arauz ha intentado desmarcarse de ese pasado durante su campaña de primera y segunda vuelta. Y eso intentó hacer en la primera parte del debate. Repitió, reiterativamente, que Lasso es represtante del feriado bancario y ser parte del sector privado, al ser banquero. Pero Guillermo Lasso respondió.

Lasso le recordó su propuesta sobre la cuarentena a la dolarización y sus planes de desdolarización. Le dijo a Arauz que es parte del pasado, de un gobierno corrupto y que no respetó al dólar. 

Luego de ese primer enfrentamiento vino la frase que se conviertió en el INRI para Arauz: Andrés, no mientas otra vez. Esa frase, mencionada luego de una acusación sobre supuestos acuerdos de Lasso, se convirtó en un hashtag que fue tendencia en Twitter. A esa frase la acompañaba otra: que Lasso busca evitar para el Ecuador el desastre que dejó el correísmo.

Cuando trataban temas de salud, Arauz dijo que los vacunados VIP son gente relacionada con Lasso. Ante esta acusación Lasso le repitió: Andrés no mientas otra vez, ya que no presentó pruebas contundentes de su afirmación. En esa línea, lo juntó, nuevamente, con el pasado: tú eres el hijo político de Correa, comparten la misma partida de nacimiento, Correa, Moreno y Arauz. Arauz aceptó por primera vez que Lenín Moreno nació del correísmo. 

Siempre con una sonrisa en el rostro, Lasso también le habló sobre los privilegios. Los de Arauz, al tener la posibilidad de haber estudiado en un colegio donde se paga más de USD 2000 de pensión mensual y que él tuvo que trabajar para pagar su propia educación. 

A los 42 minutos del debate, en los segmentos sobre Democracia y Relaciones Internacionales, el encuentro se puso cuesta arriba para Arauz.  

El correísta habló de corrupción privada que está presente en la sala, dejando en el aire que se refería a Lasso. Al candidato de la Alianza CREO-PSC la referencia le recordó a Rafael Correa y le consultó a Arauz acerca de que su mentor dijo que era el jefe de todos los poderes del Estado. El candidato correísta no respondió. 

Lasso continuó. Mencionó la censura y persecución en el correísmo. Desarmado, el correísta dijo que hay que corregir errores, aceptando los argumentos de su contendor político. Algo inédito. 

Arauz intentó vincular a Lasso con la crisis de octubre del 2019, con el informe de la Defensoría del Pueblo en la mano. Lasso le dijo que estará del lado de la civilidad, pero no con los dineros extranjeros que pretendieron desestabilziar la democracia, que pretendieron eliminar pruebas de sus actos de corrupción al quemar la Contraloría y que fortalecerá la libertad de prensa. 

Lasso embistió de nuevo. Le mostró la foto de Correa, Arauz y otros líderes del correísmo cuando se reunieron en México, en noviembre pasado. Le dijo que su dilema es si seguir con esa línea o hacerse a un lado. Arauz otra vez no respondió.  

Los golpes a Arauz no se detuvieron. El candidato Lasso le pidió que responda sobre las violaciones de Derechos Humanos y asesinato en el correísmo. Que le responda a la esposa del General Gabela por su muerte, por las agresiones a Lourdes Tibán, por la expulsión del país de la activista Manuela Picq, a su esposa que sufrió el intento de un linchamiento con palos, cuchillos y machetes. Arauz: Mira, lamentablemente ciertos episodios que causon daño son lamentables. 

Ya hacia el final del debate, los candidatos debían dar su mensaje sobre los valores y antivalores. Para Lasso el trabajo, que lleva al éxito, y la mentira, que se convierte en  odio, en un vicio. Siendo incisivo sobre el INRI que había acabado de crear en contra del correísta. Arauz, pro parte, se refirió a la dignidad y el derecho a una vida digna.

Finalmente, ambos debían dar su mensaje final. Arauz dijo que él representa un cambio generacional, pese a que Lasso le mostró las fotos de su reunión con Correa y que en varios episodios del debate lo junto con el pasado de corrupción, autoritarismo…Lasso terminó este debate. Habló sobre vivir en libertad, con oportunidades. “Donde cada ecuatoriano se sienta cobijado por el tricolor nacional. Y dejar atrás este pasado”. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *