Escribe para buscar

Contexto Portada

El Juez Ávila revisa el estado de excepción, la suspensión del derecho de inviolabilidad y si la última crisis fue imprevisible…

Compartir

El juez Ramiro Ávila tiene en sus manos la revisión del estado de excepción y toque de queda ordenado por el presidente Lenín Moreno. Las pérdidas económicas son millonarias.

Foto: Juan Ruiz Condor – API

El juez constitucional Ramiro Ávila tiene en sus manos la revisión del Decreto Ejecutivo 1291, firmado por el presidente Lenín Moreno, y que declara el estado de excepción en 16 provincias. Y resolver si cumple con lo que estipula la Constitución. 

En ese instrumento legal está la orden del confinamiento total de fin de semana y el toque de queda de lunes a viernes, desde las 20:00, por 28 días y a millones de ecuatorianos por una grave amenaza, conmoción pública, debido a los efectos del coronavirus. La disposición del presidente Moreno está en firme desde el 23 de abril pasado y durará hasta el 20 de mayo. 

El Gobierno se ampara para recluir a los habitantes de Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Tungurahua, Carchi, Cotopaxi, Zamora Chinchipe, El Oro y Sucumbíos; en un pronunciamiento previo de Corte que abre la posibilidad de que el Presidente puede dictar un estado de excepción focalizado. Siempre que este sea debidamente justificado, coordinado con las autoridades seccionales, de salud y de manejo de riesgos.  

La Corte Constitucional también le recordó al Presidente, en anteriores pronunciamientos, que los estados de excepción deben ser ocasionados por hechos imprevisibles e intempestivos. No obstante, el Gobierno dice, para sostener el nuevo Decreto, que hay más aglomeraciones durante el fin de semana y, además, la presencia de las nuevas variantes del coronavirus. El Gobierno también argumentó el problema que tienen los hospitales por el mayor número de atenciones. Admite que hay falta de medicamentos, pero atribuye esa realidad a la elevada cantidad de pacientes. Hasta abril, dice el Decreto de Moreno, hay 495 camas UCI y un 90% de ocupación en promedio.

El Presidente suspendió el ejercicio de derecho de libertad de tránsito, de reunión y de inviolabilidad de domicilio. El COE, dice el Decreto, establecerá los mecanismos para el cumplimiento. La inviolabilidad del domicilio se realizará “para dispersar las reuniones, asociaciones, aglomeraciones y fiestas clandestinas, y disuadir la ocurrencia de las mismas”.

El Juez Ávila no tiene un plazo para emitir su análsis constitucional. Hasta ayer, había pocos recurrentes en el caso de revisión. En uno de ellos, la Fundación Juristas en Acción y Victoria pidió a la Corte Constitucional que el Decreto sea revocado por atentar contra el derecho a la libre movilidad, al trabajo de los servidores públicos y al derecho a tener un sistema de justicia prolijo, al ordenar el teletrabajo.

En el proceso público está la intervención de Gabriela Obando, supervisora Metropolitana de al Agencia Metropolitana de Control de Quito. Ella envió a la Corte un oficio donde muestra su preocupación por la vulneración del derecho de inviolabilidad del domicilio al no tener las reglas claras para su ejecución. 

Foto: Eduardo Santillán – Flickr Presidencia de la República

De hecho, advierte que hay denuncias falsas de fiestas y eventos clandestinos. “Como Supervisora Metropolitana de la capital, en estos últimos meses he receptado un sinfín de denuncias de fiestas y eventos clandestinos y si bien muchas han sido verídicas, muchas otras han sido denuncias falsas, maliciosas o incorrectas, generadas inclusive por rencillas personales entre vecinos. ¿Qué sucedería si la Fuerza Pública entra a los domicilios de personas, cuya única conducta fue poner el volumen demasiado alto en su televisores o parlantes? ¿Qué pasaría con la dignidad y honra de estas personas al ser acusadas en redes sociales de ser causantes de la proliferación del virus por disolverse en sus domicilios?”, escribió a la Corte Constitucional. 

María Augusta Zambrano fue desiganda como actuaria por el Juez Ávila, hasta el envío del informe al Pleno del Organismo. Informe que no tiene plazo para su emisión, aunque en la Corte saben que su pronuncimiento debe ser rápido.

Millonarias pérdidas por el confinamiento

La Cámara de Comercio de Quito asegura que los sectores más afectados por el nuevo confinamiento y toque de queda son: el comercio, el alojamiento, los servicios de comida, y los lugares de entretenimiento y recreación.

En muchos de ellos, dice un análisis económico, las ventas de los fines de semana representan hasta el 50% del total del mes. De hecho, para mayo de este año se tenía estimado un crecimiento de 35% en relación al 2020, pero ahora esta tasa será menor. Mayo es un mes de gran expectativa para los comerciantes, empresarios y emprendedores por la celebración del Día de la Madre. Según las proyecciones del gremio, durante de abril y mayo, que afecta el estado de excepción, las pérdidas serán de USD 1 500 millones en todo el país.

Criterios conoció que este estado de excepción es peor para algunas cadenas que el de hace un año. Venden menos que en abril del 2020, cuando estaban abiertos desde las 07:30. Ahora, durante los fines de semana solo tienen la posibilidad de vender con delivery. Es decir, pierden clientes. De hecho, datos de una cadena nacional revelan que las ventas han caído un 90%, comparado con las de hace dos sábados.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *