CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Portada

Consenso Ecuador propone un Acuerdo Tributario para levantar el empleo, la producción y el consumo

Compartir

Ya son 34 reformas tributarias que han lastimado a la ciudadanía y las empresas. Un nuevo modelo es urgente. Ayer se debatieron las 7 propuestas concretas.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Durante los últimos años, específicamente la época de la revolución ciudadana, todos los análisis macroeconómicos coinciden en que el Ecuador se ha convertido en un país costoso para producir y para hacer negocios. Lo mismo sucedió para dinamizar el consumo y las compras de las familias. 

El país lleva 34 reformas tributarias (desde hace 12 años) que han lastimado a ciudadanos, el trabajo y las empresas. Los cambios mantienen una estructura legal racaudatoria que genera cargas en los costos de producción y aleja toda posibilidad de atraer inversión extranjera productiva. Estos cambios permitieron al Gobierno Nacional sostener y cumplir las metas crecientes de recaudación para mantener el alto gasto en el presupuesto estatal.

Por ejemplo, el aumento del ISD al 5%, la ampliación en cobertura del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE), el cambio en la metodología de cálculo para anticipo de Impuesto a la Renta, que lo constituyó en un impuesto de pago mínimo para todas las empresas, son algunas de las decisiones que han golpeado a los empresarios y ciudadanos. 

Asimismo, en materia de comercio exterior, el país vivió constantes cambios arancelarios que encarecieron, no solo los bienes de consumo, sino también materias primas y bienes de capital necesarios para tecnificar la producción. Es decir, han retrasado la innovación. Este apretón al comercio desencadenó que la presión fiscal (carga tributaria respecto al PIB) sobre el sector privado aumentara de un 15%, en el 2005, hasta un 21%, en el 2016, antes del final del período de Rafael Correa. Por esto, un nuevo régimen tributario debe eliminar, de forma inmediata, los aranceles a la importación de insumos, materias primas y bienes de capital para dotar de competitividad al sector productivo. 

La alta carga tributaria para los ecuatorianos también se refleja en la tramitología. En Ecuador se destinan más de 660 horas para estar al día con la autoridad tributaria en 10 tipos diferentes de impuestos; mientras que Perú, Colombia y Chile no superan las 300 horas para un número similar o menor de impuestos. Estos datos fueron expuestos en el Informe Paying Taxes 2018, que califica al Ecuador como uno de los peores en la región en la medición.

Por eso, la iniciativa Consenso Ecuador, conectada con las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y los participantes, establece que es necesario reducir la carga impositiva y reformar un sistema tributario complejo, que también es un espacio susceptible de corrupción, discrecionalidad y abusos de autoridad que pueden terminar en indefensión del ciudadano 

El Acuerdo Tributario para el futuro 

Los participantes en la iniciativa Consenso Ecuador consideran que es imprescindible redefinir el horizonte del sistema tributario hacia un modelo que estimule el consumo y la producción para reactivar la economía.

Pero este nuevo modelo necesita la sostenibilidad de las finanzas públicas y la competitividad empresarial. Por ello, el manejo del gasto público debe ser el principio rector para diseñar un tamaño del Estado que no ponga en riesgo la sostenibilidad del sistema económico en dolarización.

Consenso Ecuador apuesta por un Acuerdo Tributario por la competitividad que modernice los principios del sistema tributario en base a la racionalidad, eficiencia, competitividad productiva y de inversiones, y simplicidad con el cumplimiento tributario. 

Las reformas propuestas, luego de los diálogos con diversos sectores, son: 

  1. Reducción de los impuestos corporativos para favorecer la inversión y el incremento de la producción.  Reducción generalizada del impuesto a la renta de empresas a niveles competitivos que converjan a los niveles en un mediano plazo a los niveles de la OCDE. 
  2. Eliminación de impuestos distorsionantes y anticompetitivos a la actividad empresarial.
    – 
    Eliminación inmediata y sin excepción de pago por ISD. 
    – Eliminación inmediata de aranceles a todas las materias primas y bienes de capital no producidos en el país necesarios para tecnificar la producción, así como a bienes que favorecen la transformación digital. 
    – Eliminación de impuesto a los consumos especiales de bienes con mayor susceptibilidad de contrabando, así como a los servicios digitales. 
  3. Eliminación de cargas y procesos tributarios que afectan capital de trabajo (liquidez) de las empresas 
    – Eliminar el anticipo de impuesto a la renta, que castiga la liquidez de las empresas. 
    – Eliminar las obligatorias retenciones en la fuente para micro, pequeñas y medianas empresas, que permita aliviar la sobrecarga de procedimientos en cumplimiento tributario. 
  4. Simplificación tributaria y tramitológica para ampliar la base tributaria. Mecanismo de simplificación de procesos e impuestos para incrementar la formalización tributaria y reducir la evasión. 
  5. Establecer un régimen simplificado optativo para la formalización de Mipymes y emprendimientos mediante un impuesto único. Sin la posibilidad de cambiarse de uno a otro más de una vez. Propuesta para favorecer la incorporación progresiva de iniciativas privadas informales al sistema tributario que consiste en un impuesto de hasta 2% sobre las ventas de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). 
  6. Creación de la Defensoría del Contribuyente (Ombudsman tributario). Alto personero con autonomía administrativa, encargado de proteger los derechos de las empresas contribuyentes, ante la autoridad tributaria y aduanera en justo balance para dar claridad a la inversión desde el ámbito tributario y tramitológico dentro del Estado. 
  7. Acuerdo tributario temporal para sinceramiento patrimonial. Establecer un impuesto flat temporal, en un rango no superior al 2%, para favorecer el ingreso de divisas a la economía a través del sinceramiento patrimonial. Esto tendría como contrapartida la inversión en actividades económicas generadoras de crecimiento y afianzamiento de la confianza con la respectiva prueba de licitud de recursos. Esta opción fortalecerá la posición de reservas internacionales y compensa la recaudación con ingresos extraordinarios. 

Ayer se realizó un nuevo encuentro de Consenso Ecuador, puede revisar el diálogos y los acuerdos aquí.

Consenso Ecuador

Posted by Cámara Comercio Quito CCQ on Thursday, August 27, 2020
Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *