Escribe para buscar

Contexto Sub Portada

Prudencia y una gestión diferente ante las nuevas etapas de la pandemia, pide la CCQ

Compartir

Las restricciones generalizadas y alarmistas no han dado resultados, dice el gremio quiteño. Sugiere cambios.

Foto: Daniel Molineros – API

La Cámara de Comercio de Quito (CCQ) emitió, ayer, un duro comunicado por la gestión de la pandemia en Ecuador. En semanas recientes el país ha visto decisiones que han ido contra la reactivación económica, la educación y, además, con posturas poco consensuadas en el ámbito técnico. 

El mismo presidente Guillermo Lasso no ha mostrado su total conformidad con lo que decide el COE. Incluso, la ministra de Educación, María Brown, quien reinaguró clases en Guayaquil y luego el Municipio, que lo lidera Cynthia Viteri, clausuró esos establecimientos abiertos. 

Carlos Loaiza, presidente del gremio quiteño, advierte que se requiere de una nueva visión en el país, que se conecte con la gestión que sugieren las autoridades sanitarias mundiales y equilibrando la salud y el bienestar económico de trabajadores y empresas. 

A continuación reproducimos el pronunciamiento: 

“La nueva pandemia exige una gestión diferente

La Organización Mundial de la Salud está considerando la posibilidad de pasar a una nueva etapa en la gestión de la pandemia, una etapa en la que cada país tome las decisiones e implemente las medidas apropiadas. Las restricciones generalizadas y alarmistas no han dado buenos resultados y no son necesarias en las nuevas etapas de la pandemia.

Esto contrasta con la decisión de autoridades ecuatorianas que decretaron alerta roja en 193 cantones generando una noticia de repercusión mundial y alarma entre los ciudadanos ecuatorianos. La alarma no duró ni el tiempo que se había anunciado.

La Cámara de Comercio de Quito considera que las medidas que se adopten deben contar con el sustento de datos certeros, con fundamento científico y apoyo de voces autorizadas sobre el tema para evitar alarmas innecesarias que afectan no solo a la economía y a la imagen del país, sino que pueden afectar sicológicamente a los ciudadanos y dejar huella en la educación de los niños.

El país demanda de las autoridades sabiduría y prudencia en las medidas, las exageradas restricciones para personas y empresas ponen en duda la valoración positiva del plan de vacunación en el que la Cámara de Comercio de Quito sigue colaborando”. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *