CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Noticias

Las cinco propuestas para mejorar el futuro del país

Compartir

39 personajes relacionados con la investigación, la academia y los gremios empresariales difundieron un documento con acciones concretas para cambiar el futuro del Ecuador. 

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

El Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP) es una organización, con sede en Guayaquil, dedicado a la promoción de las ideas liberales. Velan por la libertad individual, mercados libres, gobierno limitado, propiedad privada y el estado de derecho. 

En esa línea proponen al país cinco reformas estratégicas para mejorar el futuro del país. Ayer, en una rueda de prensa, se expusieron las ideas que son apoyadas por 39 personajes relacionados con la investigación, la academia y los gremios empresariales.  

Las propuestas están diseñadas para mejorar las finanzas públicas, el empleo, la seguridad social, la internacionalización de la banca y la apertura comercial.

Joselo Andrade, director Ejecutivo del IEEP, dijo que desde este foro se plantea una alternativa seria y profunda de reformas. “Estas no solo apuntan al sano equilibrio de las finanzas públicas, sino también buscan proponer al país un conjunto de reformas que son urgentes, necesarias e impostergables, no solo para enfrentar la crisis actual agravada por la pandemia, sino también reactivar y potenciar al Ecuador generando el escenario adecuado para la creación de más oportunidades para los ecuatorianos”, indicó.

Lo acompañaron en el lanzamiento de la iniciativa Francisco Swett, ex ministro de Finanzas y decano de Economía de la Universidad Espíritu Santo; Pablo Lucio Paredes, analista económico y decano de la Universidad San Francisco de Quito; Gabriela Calderón, investigadora en políticas económicas y académica del Instituto Cato; Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil; y, Mario Cuvi, decano de la universidad ECOTEC. Entre los firmantes están Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, y Édgar Neira, vicepresidente de la Comisión de Integridad y Anticorrupción de la ICC-Ecuador. 

Las propuestas para el futuro

El documento que difundió el IEEP consta de cinco propuestas concretas para cambiar la estructura del Estado. Estas, señalaron los expositores, requieren de cambios en las leyes y no necesariamente una Consulta Popular. 

A continuación extractos de las ideas que se plantearon: 

  1. Reducir el tamaño y la envergadura del Estado -priorizando el gasto en la seguridad, la educación y la salud- y disminuir la carga tributaria sobre los ciudadanos. Proponemos reducir el gasto fiscal corriente en al menos un 20%, exceptuando salud, educación y seguridad. Los espacios de bienes raíces desocupados y las más de 40 empresas estatales deberían pasar a procesos de concesión o privatización; y el presupuesto debe elaborarse con la metodología de presupuesto base cero. Proponemos un nuevo sistema tributario que se base en dos impuestos: el de la Renta y el IVA. El primero sería de tasa única y de la cual estarían exentos los ecuatorianos por debajo de cierto nivel de renta. El objetivo es que la carga tributaria efectiva se ubique al nivel promedio o ligeramente por debajo del de la región. 
  2. Una reforma laboral para incluir a todos. Proponemos una reforma laboral que permita la creación de nuevas formas voluntarias de trabajo que no violenten los derechos individuales. La reforma debe facilitar tanto la contratación como la desvinculación de personas; contemplar salarios por debajo del mínimo para personas sin experiencia, en calidad de aprendices, pasantes u otros calificados sin experiencia previa, hasta máximo por un año de duración para que puedan ingresar al mercado laboral formal mientras obtienen experiencia, y jornadas laborales flexibles; política de fijación de salario mínimo anual en base a la productividad real de la economía y un sistema de término de contratos laborales que sean justos para ambas partes, y en caso de diferencias entre las partes estas puedan ser resueltas de manera ágil a través de métodos alternos como la mediación o el arbitraje especializado. 
  3. Un país de trabajadores-propietarios. Actualmente los trabajadores sufren las consecuencias de ser los clientes cautivos de un monopolio estatal conocido por la corrupción y el despilfarro. Proponemos la creación de un sistema de capitalización individual en el que sean los trabajadores los que elijan qué organización administra sus ahorros, en qué se invierten según su preferencia de riesgo y en el que puedan portar sus ahorros a otra administradora si así lo consideran conveniente. Los trabajadores —salvo aquellos que estén muy cercanos a su edad de jubilación— tendrían un periodo para elegir entre el sistema antiguo y el nuevo, periodo después del cual los nuevos trabajadores serán ingresados automáticamente al nuevo sistema de capitalización individual. Respecto del componente de salud del IESS, proponemos que los empleadores sigan aportando aquel porcentaje actualmente asignado al fondo de salud (5,71%) pero que este deje de ser aportado al IESS sino a aquellas instituciones especializadas en ofrecer planes de medicina pre-pagada y/o seguros de salud que el trabajador elija. 
  4. La internacionalización del sistema financiero. Proponemos que Ecuador se convierta en el centro financiero internacional de América Latina. Podemos lograr esto mediante la promulgación de una ley bancaria sencilla y flexible que permita que los ecuatorianos tengan acceso a tasas de interés más bajas y créditos de mayor volumen. Esta reforma convertiría a las matrices de los bancos internacionales en facilitadoras de liquidez. Para esto es necesario simplificar las regulaciones financieras, eliminar toda restricción e impuestos sobre los movimientos de capitales y permitir que las instituciones financieras puedan hacer por igual operaciones dentro y fuera del territorio nacional. Proponemos derogar el Código Monetario y Financiero y sustituirlo con una legislación que emule la ley bancaria de 1970 en Panamá. Además, adoptar un sistema de tributación territorial y eliminar el Banco Central. 
  5. Abrirnos al mundo. Proponemos que Ecuador busque firmar acuerdos comerciales de manera urgente con sus principales socios comerciales; esto incluiría adherirse al Acuerdo de la Alianza del Pacífico, restituir los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI). Adicionalmente, Ecuador debe reducir de manera unilateral los aranceles de nuestra economía estableciendo de manera temporal una tasa fija máxima y general de 5%, tasa que deberá reducirse 1% al año hasta llegar en el plazo de 5 años a ser una economía totalmente abierta al comercio internacional. La apertura comercial derivaría en una reducción inmediata en el costo de vida para toda la población, del costo de producción en la economía, y en una ruptura de las estructuras oligopólicas existentes como consecuencia de la mayor exposición a la competencia internacional. 
👁‍🗨Las urgentes reformas estructurales que necesita el país

🔴LIVE | Iniciamos las #EntrevistasDeCriterios: 👁‍🗨Las urgentes reformas estructurales que necesita el país 🗣Invitado: Francisco Swett. Exministro de Finanzas y Decano de Emprendimiento, Negocios y Economía de la UEES.👤Entrevistador: Jean Cano❓ Deje sus preguntas aquí 👇¡CONÉCTESE AHORA📣!

Posted by Criterios Digital Ec on Thursday, August 13, 2020

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *