Escribe para buscar

Contexto Portada

Un Valle sin salida…

Compartir
Valle

Llevan cerca de 70 días bajo una obra que parece no tener fin. Los comercios -aledaños al San Luis Shopping- contemplan pérdidas de entre el 50% y el 70%. 

Valle
Fotos: Gianna Benalcázar – CCQ

Maquinaria pesada, trabajadores, montículos de arena, escombros y un tráfico ‘infernal’ es el día a día de los moradores y comercios que se encuentran aledaños al centro comercial San Luis Shopping. ¿La razón? Muchos dicen que el Municipio de Rumiñahui les informó de trabajos en las vías, no saben si es repavimentación o alcantarillado; lo cierto es que desde el 1 de junio sus negocios y su movilidad normal ha cambiado. 

Fausto Ludeña, dueño de una distribuidora de tableros de madera de Pelíkano -con 20 años en el Valle de los Chillos- y socio de la Cámara de Comercio asegura que los trabajos en esa zona iniciaron hace unos tres meses y no recibieron una notificación adecuada, pues la misma llegó días antes y no tuvieron “chance de actuar y ejecutar un plan de contingencia para lo que se les venía”. 

Valle

La SCPM estudia el mercado de las cadenas agroalimentarias

“A nosotros nos dijeron que iban a arreglar las vías, pero creo que están aprovechando para solucionar temas de agua potable, eso creo que está bien, el problema es que no hay coordinación porque las vías de entrada al Valle -como la E35- están cerradas por las fuertes lluvias que hubo. Así que el Valle está totalmente colapsado”, dice Ludeña quien además calcula que él ha tenido pérdidas de cerca del 50% en su negocio, pues “la gente no puede llegar con facilidad”.

Esta problemática se presenta, no solo en los locales comerciales pequeños, sino también en los más grandes. Incluso el centro comercial se ha visto afectado, pues la afluencia de gente ha disminuido. 

Valle

Para Lenin Irua -quien está al frente de un taller de motocicletas- cuenta que, previo al inicio de estos trabajos, su local cerraba con USD 250 diarios, ahora cierran con USD 90 o USD 100, lo cual representa una gran pérdida para ellos, “porque los arriendos de los locales no esperan”.

Sin respuestas claras

Moradores y representantes de comercios se comunican a través de un chat con representantes del Municipio; sin embargo, las respuestas que les dan en torno a los retrasos de las obras no son claras y, a eso se suma que deben afrontar horas e incluso días sin agua potable. 

Así comenta Emilio Coba, quien trabaja en Grupo Basesco, uno de los locales que más afectados se ha visto, pues sus accesos están totalmente cerrados. “Yo vine para acá (Valle) el 1 de junio y ese día iniciaron los trabajos que, igual se paralizaron en el Paro y fue peor. Las ventas bajaron terriblemente. En este tiempo nos ha tocado inventar planes y acciones para continuar vendiendo, entonces los clientes nos piden y nosotros les dejamos la mercadería en algún local cercano, o vamos a pie”.

Valle

OEA y ProFuturo en pro de la educación

Coba reveló, además, que pese a que reciben notificaciones del Municipio, han sufrido de quedarse sin agua potable por ocho días consecutivos y sin una respuesta o solución ante esto.  

Valle

Sin duda, son obras que contribuirán a tener en mejor estado las vías, un sistema de alcantarillado en óptimas condiciones; sin embargo, la descoordinación que tanto moradores como comerciantes han visto y palpado, los ha llevado a cerrar sus locales, trasladarse de locaciones o buscar alternativas, no muy seguras ni eficientes, para que sus negocios no pierdan tantos ingresos. 

Su clamor es por una respuesta clara, ágil y con fechas concretas para poder ejecutar planes de acción que les permita continuar con su actividad comercial y laboral. 

Contenido sugerido

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *