Escribe para buscar

Contexto Portada

Guayaquil, entre balas, explosiones y zozobra

Compartir

Cinco fallecidos, 17 personas heridas y daños materiales son el saldo de una explosión que acabó con la “calma” del barrio Cristo del Consuelo, en Guayaquil. 

Foto: Gerardo Menoscal – API

El domingo a la madrugada se registró una explosión en el barrio Cristo del Consuelo en Guayaquil que, hasta el momento deja un saldo de cinco muertos, 17 heridos, de los cuales  que se encuentran hospitalizados -dos en estado crítico- y fuertes daños materiales. 

El “ataque terrorista” -como lo denominó Patricio Carrillo, ministro del Interior- fue perpetrado con explosivos de fabricación casera elaborados con base de sustancias químicas y descartó la utilización de granadas o dispositivos de uso policial o militar. 

Temen por su vida

«Lo que más nos preocupa es la capacidad que están teniendo para construir estos elementos de manera casera. Estos son aficionados que han aprendido desde las ciencias, desde la química. Lo que se utilizan son elementos caseros, entre esos acetona”, dijo Carrillo en declaraciones a Teleamazonas.

De las 17 personas que se encontraban heridas, siete fueron dados de alta, pero aún continúan con las investigaciones en conjunto con la Fiscalía para determinar los autores materiales, intelectuales y la motivación que llevó a convertir este barrio en una escena del crimen al puro estilo de Pablo Escobar.  

Carrillo, quien visitó y recorrió el lugar, indicó que los cinco cadáveres ya fueron entregados a sus familiares, tras realizar los protocolos de autopsia. 

Medida por reacción

Tras recibir la noticia, el pasado domingo, el presidente Guillermo Lasso aprovechó sus redes sociales para expresar sus condolencias a los familiares de los fallecidos y también a quienes perdieron o vieron afectados sus bienes materiales en el “acto terrorista”; acto seguido, declaró un nuevo Estado de Excepción en Guayaquil, una medida antes usada, pero con pocos resultados. 

La SIP condenó el homicidio de Gerardo Delgado

La delincuencia en esta ciudad costera y en el país continúa siendo el peor obstáculo que atraviesa el actual Gobierno y no encuentran la fórmula correcta para frenar esta ola de terrorismo que se ha desatado a nivel nacional. 

Ni el Estado de Excepción los detiene

Una medida que le da tiempo al Gobierno, pero también lo pone a prueba. Pocas horas después del anuncio del Presidente y ya con el Estado de Excepción en vigencia, un nuevo acto de violencia se registró en Flor del Bastión, al noroeste de Guayaquil. Una balacera dejó tres muertos. El incidente en Flor de Bastión se produjo debido al enfrentamiento entre miembros de bandas delictivas. Los grupos que se enfrentaron habrían coincidido en la salida de un plantel escolar. 

Contenido sugerido

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *