Escribe para buscar

Contexto Noticias

Ecuador encuentra un aliado para combatir la DCI

Compartir

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas apoyará al Ecuador para reducir la desnutrición crónica infantil (DCI). 

Foto: Flickr PMA

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas está dispuesto a trabajar en Ecuador junto al Gobierno para reducir la  desnutrición crónica infantil que, según información oficial, afecta al 30% de niños menores de dos años. 

La cooperación fue anunciada por el director ejecutivo del PMA, David Beasley, luego de reunirse en Quito con el presidente Guillermo Lasso y varios miembros de su gabinete. Beasley afirmó que vio compromiso por parte del Gobierno por la seguridad alimentaria y, en especial, por combatir la DCI que afecta a la niñez ecuatoriana.

Ecuador, segundo país con el índice DCI más alto en Latinoamérica

“Estamos listos para desplegarnos por todo el país, trabajando con el Gobierno. Tenemos que trabajar con donantes, instituciones financieras internacionales y gobiernos para encontrar los recursos para hacer lo que creamos necesario para ayudar a los niños más pobres en un momento donde la crisis global está trayendo un montón de dolor y sufrimiento”, afirmó Beasley.

Experiencia en el terreno

Beasley afirmó que su organismo tiene la experiencia y los conocimientos necesarios para aplicarlos en el país y, así de forma coordinada con el Gobierno, empezar una lucha que se agravó con la llegada de la pandemia provocada por la COVID-19.

Durante su reunión con el Mandatario, el director ejecutivo del PMA también abordó temas como el precio de los fertilizantes y posibles soluciones para aliviar esa presión. Esto debido a que el Gobierno mantiene unas mesas técnicas, en el marco del diálogo profesado el pasado 30 de junio cuando culminaron las movilizaciones en el país que, entre otras cosas, clamaban por este tema. 

Asimismo, conversaron sobre estrategias que el Gobierno podría aplicar para mejorar la nutrición de los escolares ecuatorianos con comidas nutritivas y un programa social para los más vulnerables.

Los primeros 1 000 días en la vida de un niño son vitales

“Lo que podemos hacer aquí es trabajar con el Gobierno para abordar las necesidades y cómo las planeamos aplicar. Haremos eso pero no sólo en Ecuador. Estaremos trabajando con otros países en Latinoamérica “, detalló Beasley.

“Estamos muy preocupados por toda la región entera a causa del COVID-19 y el conflicto de Ucrania, la crisis de los precios de los combustibles y de los alimentos y la inflación, porque todas estas cosas están provocando una tragedia para un montón de gente”, agregó.

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *