Escribe para buscar

Contexto Noticias Sub Portada

Las ventas privadas del país tendrán una variación positiva de 5,7% al cierre de este año

Compartir

A partir de marzo de 2021 se revierte la tendencia de decrecimiento en las variaciones de las ventas privadas del Ecuador. Estas son las estimaciones de los especialistas de la Cámara de Comercio de Quito.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

La tendencia de crecimiento positiva ha sido constante desde marzo de 2021 hasta la actualidad; no obstante, lo ha realizado con menor magnitud. Las facturaciones del sector privado presentan una recuperación gradual. Para el mes de diciembre, se registra una variación interanual del 10,8%.

Sin duda, observar ventas positivas frente al 2020 es importante; sin embargo, para poder hablar de una recuperación de la economía se debe regresar, por lo menos, a los niveles del 2019 (pre pandemia). Al cierre de 2021, las ventas privadas, en el acumulado enero-diciembre, presentan una mejoría del 18,5% con respecto a 2020; sin embargo, al comparar los valores al cierre de 2021 con el 2019 (año pre pandemia) esta cifra representa una contracción del -0,3%.

Con todos los registros mensuales de 2021, podemos observar que para el primer trimestre de ese año, las ventas privadas sufrieron una caída del 0,5%; el segundo trimestre presentó un incremento del 45,4%, el tercer trimestre una variación de 20,9% y, finalmente, para el cuarto trimestre de 2021 se registró un incremento del 3,9% con respecto a los mismos periodos del 2020.

En términos monetarios, al cierre de 2021 las facturaciones privadas del Ecuador alcanzaron un valor de USD 160 187 millones, por lo que se registra un incremento monetario de USD 25 025 millones con respecto al 2020.  No obstante, comparado con 2019, existe una diferencia de USD 428 millones, por lo que a pesar de que las ventas privadas se han recuperado en el país, al cierre del 2021 no se alcanzaran los valores que se tenían en 2019 (año pre pandemia), ya que se puede apreciar un decrecimiento del 0,3%.

Al poseer las estadísticas mensuales de 2021, la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), a través de su Departamento de Economía y Comercio Exterior, ha realizado una estimación inicial de las ventas privadas de 2022, tomando en cuenta tres factores: los valores previos de las ventas privadas de 2021; los niveles de vacunación que posee el país y la continuación en el proceso de apertura económica.

Se prevé una variación positiva del 5,7% comparado con el cierre de 2021, lo que representa un valor en ventas de USD 169 267 millones al cierre de 2022.

El incremento monetario, entre 2021 y 2022, será de USD 9 080 millones, aproximadamente. Ahora el valor estimado de 2022, comparado con 2019, nos muestra una variación del 5,4%; lo que nos indica que si se mantiene la apertura económica en 2022 ya se puede comenzar a hablar de una recuperación de las ventas privadas en el Ecuador, aún así, es preciso recordar que las estimaciones pueden variar por diferentes cuestiones tanto políticas como económicas.

Variaciones interanuales de los cuatro trimestres de 2022 con un margen de error del 0,5%

Para el primer trimestre de 2022 se estima que las ventas privadas registren una variación de, 5,3%; en el segundo trimestre un incremento del 7,3%; en el tercer trimestre una variación del 6,4% y la estimación del cuarto trimestre por su parte posee una tasa de variación positiva del 3,9% interanual.

Por otro lado, según las previsiones del Banco Central del Ecuador (BCE), publicadas en diciembre de 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) -al cierre de 2021- alcanzó una variación del 3,5% con relación al 2020 y para 2022 se espera una variación interanual del 2,5% con respecto a 2021.

Estas estimaciones, de igual forma, se encontrarán en función de que se mantenga la reapertura económica y el proceso de vacunación en Ecuador. No obstante, en últimas declaraciones el Banco Central del Ecuador ha manifestado que, con la publicación de las cuentas nacionales del tercer trimestre de 2021, la previsión del año 2021 ha variado significativamente ya que la institución afirma que el Producto Interno Bruto (PIB) alcance una variación cerca al 4% al cierre de 2021. La estimación al cierre de 2022 no ha sufrido ningún cambio y la institución no ha manifestado ninguna alteración a dicha estimación. 

Por ende, según las estimaciones del BCE, el sector que registrará mayor crecimiento en 2022 será el de Refinación de Petróleo, este comportamiento se dará principalmente por la recuperación del precio del petróleo y la estabilidad en la demanda del crudo.

Por su parte, la Administración pública es el sector que en 2022 se contraerá en -1,2%, debido a las políticas de reducción del gasto público y la reducción del Estado. En tanto, para el sector de la Construcción se espera en 2022 una recuperación del 2,9%.

En el sector de Alojamiento y servicio de comidas, uno de los más golpeados en la pandemia, el BCE prevé una recuperación del 2.1% en 2022. Este sector se recuperará siempre y cuando existan menos restricciones de movilización en el país que benefician al turismo. Finalmente, el sector del comercio y de manufacturas, según el BCE, alcanzarán tasas del 2,8% y 2,6%, en 2022.

Es importante acotar nuevamente que, aunque las estimaciones son alentadoras, se encuentran por debajo de los niveles de recuperación óptimos para volver a los niveles de crecimiento económico que el Ecuador poseía antes de la pandemia, que las estimaciones mejoren dependerá de la capacidad del gobierno para impulsar la economía, generar empleo adecuado, posicionar al Ecuador en mercados internacionales y mantener una apertura de la economía acorde a los datos tanto económicos como de sanidad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *