CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Noticias

El FMI aparece cuando un país sufre una grave crisis

Compartir

El Gobierno de Lenín Moreno acudió nuevamente al FMI. La crisis se agravó. Pero hay condiciones que debe cumplir para recibir los desembolsos.  

Foto: Carlos Silva Flickr Presidencia de la República

El presidente Lenín Moreno anunció, el pasado 28 de agosto, un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta nueva negociación entre el país y el organismo internacional permitirá al Ecuador acceder a un programa de crédito de USD 6 500 millones. 

Dicho préstamo se trata de un acuerdo de facilidades de financiamiento extendido (EFF) con acceso excepcional a financiamiento, con una duración de 27 meses. Según el FMI, los acuerdos EFF buscan ayudar a los países que tienen problemas de balanza de pagos ocasionados por debilidades estructurales, mediante la implementación de reformas estructurales a mediano plazo y con un período de rembolso más prolongado. El objetivo es brindar esa asistencia a los países que experimentan graves desequilibrios en los pagos debido a problemas estructurales o un crecimiento lento, y una posición de balanza de pagos inherentemente débil. 

Por lo tanto, y por las definiciones establecidas de la modalidad de financiamiento EFF, este apoyo financiero debe ser destinado a la solución de los problemas de balanza de pagos por medio de reformas estructurales, lo cual fue ratificado por la jefa de la misión del FMI en el Ecuador, Ceyda Oner. La representante del FMI manifestó que el acuerdo servirá al país en cuatro objetivos:

  • Proteger los segmentos vulnerables de la población. 
  • Ampliar la cobertura de los programas de asistencia social.
  • Fortalecer las instituciones nacionales. 
  • Garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda.

De su lado, el gobierno del Ecuador se ha comprometido a tomar “medidas tempranas para mejorar las finanzas públicas”; sin embargo, las condiciones que el Fondo Monetario Internacional ha planteado al Gobierno para otorgarles el crédito aún no están claras. Aunque se conoce que entre las medidas se encuentra una Reducción del gasto para sustentar la crisis en 2021 y la implementación de una reforma fiscal con los siguientes parámetros:

  • Una reforma tributaria integral e inteligente.
  • Moderación del gasto corriente y de capital.
  • Mejoramiento de la gobernanza del gasto público, mientras se expande la cobertura de la protección social.

A través de este acuerdo el Ecuador accederá a los siguientes desembolsos, que son recursos de libre disponibilidad:

  • El primer desembolso de USD 2 000 millones podría llegar a finales de septiembre con la aprobación del directorio del FMI.
  • En 2021 se esperarían USD 1 500 millones.
  • Finalmente, en 2022 se recibiría el monto restante.

Sin embargo, este cronograma podría estar sujeto a cambios ya que existen posibilidades que el Ecuador, en lo que resta del 2020, reciba un desembolso de USD 4 000 millones. El nuevo acuerdo tiene una tasa promedio de 2,9% para los próximos 10 años y un periodo de gracia de 4 años.

Adicionalmente, el Ecuador finalmente logró que el 98% de los tenedores de sus bonos globales aceptara cerrar la operación de renegociación de la deuda. Y, aunque la situación puede ser alentadora, se debe analizar detalladamente hacia dónde irán los recursos, ya que, si bien es un incentivo para la liquidez del país, el gobierno se encuentra endeudado con los proveedores del Estado, los funcionarios públicos, el IESS y los gobiernos locales, por lo que estos recursos pueden ser destinados a su cancelación. Esto ayudaría a la liquidez del dinero circulante en la economía, pero dejaría al Gobierno sin recursos para cumplir los objetivos planteados por el FMI.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *