CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Portada

Este es el panorama de la crisis del empleo en el país, las ciudades y en los jóvenes

Compartir

La situación del empleo en Ecuador es alarmante. Hay una caída abrupta del empleo adecuado.

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

La propagación del COVID-19 no solo generó una crisis económica a nivel mundial que afecta directamente al funcionamiento de las empresas y, por ende, al empleo de los trabajadores, sino también al usual funcionamiento de los entes encargados de llevar las estadísticas en el país, las oficinas estadísticas. Quienes han sufrido inconvenientes en sus actividades. En el caso del Ecuador, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), por las medidas de confinamiento, cambió la forma de realizar la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU), y la ejecutó a través de llamadas telefónicas y utilizando formularios web.

Estos cambios provocaron una reducción en las preguntas realizadas a los encuestados, pasando de 227 preguntas a tan solo 81 interrogantes. Adicionalmente, el tiempo promedio de duración de la ENEMDU, que de manera presencial era de alrededor de una hora, vía telefónica fue de 30 minutos. Finalmente, la muestra original constaba de 16 819 hogares, no obstante, la muestra efectiva actual presentada por el INEC consta de 10 397 hogares (37 406 personas), lo que representa el 61,8% de la muestra original.

En este último reporte del mercado laboral, ya sea por la reducción en el número de preguntas antes mencionado, o por alguna otra razón, el INEC no incorporó algunos datos presentes en informes anteriores como: la Sectorización de la Economía, que hace referencia a la informalidad y a la formalidad de la misma. Estas estadísticas son de vital importancia para evidenciar adecuadamente la magnitud de la crisis de empleo que existe en el Ecuador y, con ello, aportar apropiadamente con soluciones al panorama económico del país.     

Debieron pasar más de seis meses para tener información oficial y actualizada del mercado laboral del Ecuador. Las anteriores estadísticas se publicaron en enero de 2020 y la información más importante que brindaban era que, para Ecuador a diciembre de 2019, la tasa de empleo adecuado se situaba en 38,8%, la tasa de empleo inadecuado era de 56,7% y la de desempleo de 3,8%.

La pandemia retrasó el levantamiento de información del primer y segundo trimestre de 2020, por lo que el INEC realizó la operación estadística emergente que denomino ENEMDU TELEFÓNICA. En esta última encuesta se informa al país que en el periodo mayo/junio de 2020 la tasa de Población Económicamente Inactiva (PEI), sobre la población en Edad de trabajar (PET), se incrementó a 39,1%. Mientras que la tasa de Población Económicamente Activa (PEA) sobre la Población en Edad de Trabajar (PET) disminuyó a 60,9%. Cabe destacar que un 71,2% de personas que ingresaron a la PEI provienen del empleo inadecuado y un 12,1% del empleo adecuado.

Esta situación se refleja en los resultados de la ENEMDU Telefónica (mayo-junio 2020), que muestra una tasa de empleo adecuado de 16,7%; lo que significa que de cada 100 trabajadores solo 17 tienen un empleo adecuado. Por otro lado, la tasa de empleo inadecuado alcanza un valor de 67,4%, esto significa que más de la mitad de la PEA se encuentran en empleos que no cumplen la jornada completa vigente o perciben ingresos iguales o menores al salario básico establecido.

La caída abrupta del empleo adecuado se puede entender como consecuencia del mal manejo que el gobierno ha tenido en las políticas laborales, lo que ha desembocado en una reducción salarial y de horas de trabajo, que se aplicó como medida para que muchos empleados puedan mantenerse en la nómina de sus fuentes de empleo, tanto en el sector privado como en el público.

Actualmente, existe un fuerte deterioro de los indicadores del mercado laboral. El desempleo se ubica en el 13,3%, lo que significa que en el Ecuador aproximadamente existen 1,1 millones de personas sin empleo; la paralización de la economía por el confinamiento ha generado en pocos meses aproximadamente 700 000 desempleos.

Lo que sucede en Quito y Guayaquil

Al analizar estos porcentajes en ciudades como Quito y Guayaquil, la situación es bastante similar. Para la capital en el periodo mayo/junio de 2020 la tasa de empleo adecuado se situó en 23,9%; la tasa de empleo inadecuado en 46,7% y la tasa de desempleo en 22,8%. Mientras que, en la Perla del Pacífico, las tasas de empleo adecuado, inadecuado y desempleo se situaron en 18,9%; 64,4% y 14,9%, respectivamente. 

La profunda crisis económica para los jóvenes

Al analizar el empleo joven, a nivel nacional, encontramos que solo el 13,8% de las personas entre 18 y 29 años poseen actualmente un Empleo Pleno, es decir, un trabajo de jornada completa con un salario igual o mayor al salario mínimo. Por otro lado, el 61,2% de jóvenes empleados tienen un empleo inadecuado y, finalmente, el 23,0% de este grupo etario se encuentran en el desempleo.

En el caso de Quito se evidencia que en el periodo mayo/junio de 2020 la tasa de empleo adecuado juvenil se encuentra en 20,3%, la tasa de empleo inadecuado en 41,3% y la tasa de desempleo en 33,7%. En Guayaquil las tasas de empleo joven adecuado, inadecuado y de desempleo se establecieron en 20,4%; 53,3% y 25,3%, respectivamente. Esta situación evidencia que la crisis económica se profundiza en los jóvenes, ya que sus oportunidades se reducen considerablemente.

Las estadísticas muestran un panorama nunca antes visto en el Ecuador. El deterioro del empleo adecuado no cesará sin la existencia de políticas públicas referentes al mercado laboral. Los resultados de la ENEMDU Telefónica muestran, con datos oficiales, que millones de ecuatorianos están en riesgo inminente por la falta de ingresos a sus hogares.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *