Escribe para buscar

Contexto Noticias

Investigan a juez por usurpación de funciones

Compartir

El Juez, Banny Molina que favoreció a Glas con un nuevo recurso de hábeas corpus, es investigado por usurpación de funciones.

La Judicatura confirmó que el juez Banny Molina no tenía jurisdicción para actuar desde el pasado viernes, ya que tiene un juicio por prevaricato. El hábeas corpus para Glas y Daniel Salcedo fue otorgado de ‘yapa’.

El presidente del Consejo de la Judicatura, Fausto Murillo, informó que el juez de Portoviejo Banny Molina es investigado por usurpación de funciones, ya que no tenía capacidad jurisdiccional para conceder el hábeas corpus a favor del exvicepresidente de la República, Jorge Glas, y Daniel Salcedo. 

Cannabis en Ecuador: ¿Realidad o espejismo?

Los dos se encuentran detenidos en la Cárcel 4, de Quito. El exsegundo mandatario tiene dos sentencias ejecutoriadas por asociación ilícita (seis años de cárcel) y cohecho (ocho años por el caso Sobornos); mientras que Salcedo cumple una sentencia de 13 años de prisión por peculado. 

Ayer, al resolver un pedido de hábeas corpus solicitado por Cristian Araujo Salgado, el magistrado extendió la resolución a favor de Glas y Salcedo por “la vulneración de sus derechos de salud e integridad física que no han sido atendidos de forma integral” y ordenó su inmediata excarcelación. 

Sin embargo, Murillo informó que Molina no podía actuar desde el viernes al mediodía, ya que fue enjuiciado por el delito de prevaricato, denunciado por la Judicatura en otro proceso judicial. “Desde ese día viernes, el juez no tenía jurisdicción, por lo que las actuaciones en el caso del hábeas corpus fueron sin jurisdicción por parte del mencionado servidor”. Agregó que por este caso ayer en la noche el organismo que preside denunció a Molina por usurpación de funciones. Agregó que el juez que asuma el despacho de la Unidad de Garantías Penales de Portoviejo deberá decidir sobre el recurso concedido. 

Crónica de un 10 de agosto: pasaron 213 años y el país sigue sin tener independencia

Santiago Peñaherrera, director de la Judicatura, agregó que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece una sanción de uno a tres años de prisión a la persona que usurpe funciones. “Es decir, por parte de la Judicatura se ha presentado (en contra de Molina) una denuncia y acusación particular que está en trámite por prevaricato y otra por usurpación de funciones”, dijo. Añadió que en la causa de prevaricato, se ha solicitado la prisión preventiva del funcionario judicial, al existir el riesgo de fuga. 

Más reacciones 

El Gobierno, a través de un comunicado, indicó que ni Glas ni Salcedo habían presentado los pedidos de hábeas corpus y que el proceso apareció repentinamente en el Sistema Automático de Trámite Judicial Ecuatoriano (Satje) la tarde de ayer, por lo que considera irregular el procedimiento. Añade que otra irregularidad fue que a la audiencia no fueron convocados ni la Procuraduría General ni el Servicio de Rehabilitación Social (Snai), por lo que interpondrá los recursos legales y no “tomará ninguna decisión de excarcelación de ciudadano alguno que atente contra el ordenamiento jurídico y contribuya a la anarquía judicial a la que intentan llevarnos algunos jueces”. 

Para el asambleísta Salvador Quishpe, jefe de la bancada de Pachakutik, se intenta dar la libertad a Glas de una manera tramposa, ya que el juez, al dar el hábeas corpus a Araujo, de paso dio de “yapa” el mismo beneficio a Glas y Salcedo, que nada tenían que ver en ese proceso. “Esta es una ofensa a los ecuatorianos, a la conciencia nacional”, dijo el legislador. 

Por su parte, Bruno Segovia, asambleísta independiente, cuestionó los hábeas corpus concedidos, pero también el pronunciamiento del Gobierno. “Cuando se dio el primer hábeas corpus (a favor de Glas, en abril de este año) el Presidente de la República dijo que respetaba la independencia de la Función Judicial y no hizo nada. Ahora dice que no permitirán la excarcelación. Exigimos respeto a la Función Judicial”, mencionó Segovia. 

La CCQ impulsa la inversión con enfoque de género

Mientras que Nathalie Arias, del bloque oficialista, aseguró que se respeta la independencia de funciones, pero que la medida otorgada por el juez Molina deja una serie de dudas y debe ser investigada a profundidad. Recordó que el primer hábeas corpus a favor de Glas se dejó sin efecto y el exvicepresidente tuvo que regresar a la cárcel para continuar cumpliendo su condena. 

El presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, dijo que cada juez es responsable de sus decisiones y que le corresponde a la Judicatura evaluar la actuación del magistrado y tomar las medidas que correspondan.

Quienes se pronunciaron a favor de la decisión del juez de Portoviejo fueron los militantes correístas. A través de sus redes sociales criticaron el pronunciamiento del Gobierno. Marcela Holguín, de esa agrupación política, aseguró que con el hábeas corpus no sólo se reconoce la delicada situación de salud de Glas, sino que también se reconoce que debió recuperar “su libertad hace más de 20 meses”.

Contenido relacionado

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *