Escribe para buscar

Contexto Noticias

El Contralor se salvó entre empujones de asambleístas

Compartir

Johanna Moreira denunció que Nathalie Arias le propinó un codazo en medio de la discusión por el voto de Rosa Cerda. Al final el juicio político al Contralor no se dio.

Foto: Flickr Asamblea Nacional

Pese a que el informe de la Comisión de Fiscalización recomendaba el archivo de la causa, el asambleísta correísta Ronny Aleaga presentó una moción para llevar a juicio político al contralor subrogante, Carlos Riofrío. Al funcionario se le acusaba de “incumplimiento de funciones previstas en la Constitución y en la Ley”. Con esta información, una página de Facebook publicó que Riofrío se salvó entre empujones de asambleístas, los cuales presionaban a Rosa Cerda por su votación en la moción de reconsideración del juicio político. La información es cierta. El Pleno de la Asamblea no logró los votos suficientes ni para archivar ni para proceder con el juicio político, y todo generó división entre las bancadas. 

Según Aleaga, el contralor subrogante, a través de Twitter, anunció que las contrataciones menores a USD 900.000 no van a necesitar del informe previo que realiza la Contraloría. Y eso implicaría una reforma a la ley de la institución. El informe de la Comisión de Fiscalización aprobó un informe que recomienda el archivo del proceso. Sin embargo, los asambleístas del correísmo aseguraron que se vulneró el proceso parlamentario, e insistían en llamarlo a juicio, lo que es una potestad del Pleno. 

La sesión tuvo tres votaciones. Primero, el legislador de BAN Pedro Velasco mocionó que se acoja la recomendación de la Comisión y se archive el proceso. Esto «porque no se demostró la existencia de la causal de juicio político, sino que el plazo para el conocimiento del informe concluyó». Sin embargo, sólo obtuvo 57 votos afirmativos, 62 negativos y 10 abstenciones. 

Tras esto, los legisladores Diego Esparza y Gabriela Molina, de UNES, pidieron que se se llamara a juicio a Riofrío. La moción logró 67 votos y tampoco se logró. 

Finalmente, se pidió la reconsideración. Y eso complicó las cosas en el Pleno. 

Varios asambleístas se acumularon alrededor de la legisladora Rosa Cerda para que votara. Al final, no logró dar su voto y alcanzar los 70 que se necesitaba para generar la mayoría. 

Después de esto, la asambleísta Johanna Moreira denunció que Arias le propinó un codazo en medio de la discusión, que ella respondió y se dio una confrontación. Es decir, sí hubo golpes en el tumulto. 

Los videos de la discusión del Pleno evidencian una clara discusión por el voto «salvador» de Cerda. Tanto así, que incluso la expresidenta del Legislativo, Guadalupe Llori, también se la observa en la confrontación.

Te podría interesar

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *