CARGANDO

Escribe para buscar

Ciudad Portada

La restricción de la movilidad impacta en la economía de Quito

Compartir

Los gremios empresariales piden que no se restrinja la circulación. Las cifras de movilidad de Google muestran el impacto en las actividades.

Fotos: Gianna Benalcázar – CCQ

La pandemia del nuevo coranavirus provocó que las actividades fuera de casa se reduzcan al mínimo. Y esto tuvo un efecto devastador en la economía, en especial en los países con mayores problemas económicos. Y Ecuador está entre ellos. 

Las finanzas del país no iban bien, así como las cifras de empleo. Con el confinamiento la situación se agravó. El Gobierno ha estado obligado a conseguir apoyo internacional, como la del Fondo Monetario Internacional (FMI) para salir de la crisis. El último acuerdo, por USD 6 500 millones, servirán precisamente para proteger los segmentos vulnerables de la población, ampliar la cobertura de los programas de asistencia social y garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda.

Entonces, queda demostrado que la movilidad está directamente relacionada con la economía y su reactivación. Eso lo saben ya en distintos países del mundo. Y es el argumento central de los gremios empresariales y productivos de Quito para que la ciudad vaya relajando las restricciones de movilidad, siempre con cuidados sanitarios. A ellos se ha sumado varias organizaciones de transportistas que buscan que el incremento del porcentaje de buses que salen a las calles para el servicio de la ciudadanía. 

Las restricciones del Municipio también tienen su justificación, a casi siete meses del inicio de la cuarentena en el país. El sistema Hoy no Circula, por el número de placa, más la decisión de 50% de ocupación de los buses, que están en la Resolución 60. Estas son medidas, según el Municipio, que han sido analizadas en función de parámetros técnicos, científicos y sanitarios. Incluso han asegurado que la disminución de la circulación ayuda a mejorar la calidad del aire, por la reducción de las emisiones de gases y partículas contaminantes. Además, asegura un propósito a futuro: “Se motiva a los ciudadanos a la adopción de cambios en sus patrones de movilidad para orientarlos a la práctica futura de la intermodalidad, la sustentabilidad y seguridad en sus desplazamientos”.

No obstante, esos argumentos no son aceptados por los gremios porque hay más de 600 000 personas no tiene un empleo fijo en Quito. Apenas 222 000 personas cuentan con trabajo adecuado en la capital. Las ventas van a pique, según los gremios empresariales. Las pérdidas en ventas, el cierre de negocios por la pandemia y las restricciones de movilidad, han lastimado el tejido productivo de Quito, aseguran.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, ha solicitado a la Alcaldía que se deje sin efecto la Resolución 60 para que la movilidad en la ciudad no colapse el sistema público de transporte, se eviten aglomeraciones y no se entorpezcan las actividades formales. Y propone que se retome la Resolución 20, con el sistema Hoy no Circula, de lunes a viernes. Es decir, como se manejó antes de la pandemia.

De hecho, en las calles hay quejas por la falta de buses, la demora de las personas en concretar sus viajes y el alto riesgo de ser infectado por el virus. Así lo comprobó este portal en un recorrido por la ciudad. Por ejemplo, es el caso de Narcisa Guano, de 53 años. Ella vestida con traje bioseguridad contó que emplea cuatro horas diarias para transportarse desde su casa en Guajaló hasta el sector del centro Comercial El Bosque, en el norte. Pero dos de esas horas son por la espera en las filas para subir a una unidad, y sin medidas de protección sanitaria. “Deberían sacar mas buses y para ayudar a la gente. El pedido es el Secretario de Movilidad que salgan más buses por que no podemos transportarnos al trabajo. Si sacarán todas las unidades estaríamos mucho mejor. Habría distanciamiento, así llegaría mejor. Ahora, los buses pasan llenos. No hay control”, dice la mujer que estaba a la mitad de su viaje al norte. 

El sector florícola también ha expresado su inconformidad con las restricciones porque interfiere con la exportación de las flores a través del aeropuerto de Quito. Otros representantes del sector privado han pedido que las restricciones cambien porque la ciudad necesita reactivarse urgentemente. 

Y hay cifras que lo respaldan. Los datos recolectados por Google, en el Informe de movilidad de las comunidades ante el COVID-19, muestran que Quito está lejos de reactivarse. Hasta el 21 de septiembre, solamente la zona residencial ha incrementado la movilidad en un 23%.

Estos son los resultados de la actividad en otros sectores:

  • Tiendas y ocio: -52%
  • Supermercados y farmacias: -35%
  • Parques: -52%
  • Estaciones de transporte: -49%
  • Lugares de trabajo: -45%

Ayer, se produjo un cambio en las restricciones dispuestas por el Cabildo. Desde el 1 de octubre se dividía la circulación por placas y por meses, pares o impares. Sin embargo, eso fue eliminado. Entonces, podrán circular con placa impar (1,3,5,7,9) los lunes, miércoles y viernes; con placa par (2,4,6,8,0) podrán hacerlo únicamente los martes, jueves y sábado. Los domingos y feriados son de libre circulación. Eso es lo que estaba vigente previo la Resolución 60. El alcalde Jorge Yunda ha mencionado que está dispuesto a revisar las restricciones. Sin embargo, no hay fecha concreta para el análisis o posible cambio.

Etiquetas:
Artículo anterior
Siguiente artículo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *