Escribe para buscar

Ciudad Noticias

‘De Vuelta al Centro’ inició con el concierto Requiem 20, en la Iglesia de San Francisco

Compartir

Esta iniciativa, que nace en el sector privado, busca impulsar la reactivación pero acompañada con el regreso de la cultura. Conozca más.

Fotos: Gianna Benalcázar – CCQ

El Proyecto De vuelta al Centro, iniciativa que busca dinamizar la economía del Centro Histórico de Quito, inició el miércoles 17 de noviembre, con el concierto Requiem 20, en la Iglesia de San Francisco, con la participación de 50 artistas en escena bajo la dirección del maestro Jorge Oviedo.

Este emblemático evento contó con la asistencia de más de 200 personas, entre ellas, el ministro de Turismo, Niels Olsen, las principales autoridades de la ciudad y del país, guías turísticos, empresarios, líderes gremiales, vecinos, comerciantes, entre otros actores. La gestión y compromiso de la comunidad franciscana y el Municipio de Quito fue clave para su realización.

“El sueño del proyecto De vuelta al Centro es contribuir a lograr una transformación paulatina del Centro Histórico y de la vida de sus ciudadanos. Esperamos motivar al mayor número de actores de la ciudad de Quito para que se sumen y que juntos vayamos De Vuelta al Centro”, aseguró Ana Sevilla, portavoz de la iniciativa, liderada por la Cámara de Comercio de Quito y la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI), con el auspicio de Banco del Pichincha, Corporación Favorita, Fundación Telefónica, Telefónica, Grupo Futuro, Novopan, Tesalia, Grupo KFC, entre otros.

De Vuelta al Centro es un proyecto que se enfoca en la creación de espacios públicos seguros, bellos y activos. 85 policías turísticos contribuirán a brindar seguridad en el Centro Histórico de Quito, se propone embellecer el área del proyecto, con la colocación de geranios en la plaza de San Francisco y sus alrededores, actividad que está en proceso. Se llevarán a cabo eventos culturales durante el período de implementación del proyecto que inviten a la gente a visitar el centro histórico y las rutas turísticas que nos ofrecen una variedad de actividades.

Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, destacó la importancia de la articulación público privada para la realización de esta iniciativa que es un paso fundamental para la recuperación económica. “Queremos levantar el sentido de pertenencia del quiteño. El Centro Histórico es un lugar único, recordemos que la trama de esta ciudad que protegemos desde 1978 como patrimonio mundial, comprende 375 hectáreas, que albergan no solo el conjunto histórico y arquitectónico mejor conservado de América, sino un entramado de relaciones sociales y culturales que lo hacen excepcional”, recalcó.

“Como Alianza para el Emprendimiento e Innovación, luego de presentar una estrategia nacional de emprendimiento e Innovación al 2030 que ha sido acogida por el gobierno nacional, nos hemos sumado al proyecto “Comisión se la Ciudad”, coordinando la mesa de emprendimiento e Innovación. Dentro de esto, trabajaremos para contar hasta el final del año con un pacto por la Ciencia, Tecnología, Innovación y Emprendimiento de la ciudad que permita tener un centro de innovación y proyectos para desarrollar el ecosistema para todos los emprendedores. Parte de esos proyectos, cuenta con el programa de reactivación turística del Centro Histórico de Quito “De Vuelta al Centro”

En memoria de los fallecidos por la pandemia

Un réquiem es una obra escrita como un ruego por las almas de los difuntos, para su recuerdo y en su conmemoración. El Réquiem 20, ha sido compuesto por el maestro Oviedo para honrar a los que se nos fueron en esta pandemia, entre ellos, Fray Walter Verdezoto, quien fuera el guardián de San Francisco. El arte, desde tiempos inmemoriales, ha acompañado la historia de la humanidad, ha sostenido a las personas y ha contado la historia de las sociedades.

Ahora, quizá más que nunca, el arte debe estar para abrazar a la gente, para volver a crear comunidad, para ayudarnos a vencer el miedo y para empujarnos a continuar de cara al futuro, como individuos y como país. En esta medida, la creación de una obra conmemorativa escrita durante la pandemia y con el objetivo de rendir tributo a todas las luchas que hemos enfrentado, se convierte en un hecho único, en un gesto de respeto y motivación para los ecuatorianos, en un ejercicio de reflexión y en una esperanzadora oración por mejores días para nuestra ciudad y para la humanidad.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *