CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Noticias

El movimiento de la carga aérea se recupera en Ecuador

Compartir

La pandemia tuvo efectos importantes dentro de la logística del transporte aéreo, tanto de pasajeros como de carga. No obstante, el 2021 empieza a mostrar una recuperación.

El movimiento aéreo pre-pandemia. En marzo de 2020, antes del inicio de la crisis por la pandemia de COVID-19, gran parte de la carga aérea del mundo se transportaba en aviones de pasajeros, específicamente en sus bodegas y representaba el 40% de la carga mundial anual. Los aviones de nueva generación de fuselaje ancho, por ejemplo, son ideales para transportar grandes cantidades de carga. Un avión de pasajeros Boeing 777 puede transportar hasta 20 toneladas y era utilizado para transportar una gran cantidad de envíos debido a la frecuencia de sus vuelos. Aunque los aviones cargueros puros continúan volando mediante operadores de carga y transitarios, no son suficientes para satisfacer la demanda y tampoco pueden acceder a la misma red extensa de rutas con que cuentan los aviones comerciales, lo que resulta restrictivo y quita gran parte de la ventaja que el transporte aéreo representa en el movimiento de mercancías.

El desarrollo del transporte aéreo en la región. En el evento online “Impacto del COVID19 en el transporte aéreo de la Comunidad Andina (CAN)”, se presentó la comparativa de las estadísticas de pasajeros y carga del año 2019 y 2020 de los países miembros. Se destacó que, en cuanto a carga y correo, en los países de la CAN en el año 2019 se transportó un total de 972 233 toneladas, mientras que en el 2020 la cifra bajó a 773 586 toneladas una variación de -20%. Para el caso de Ecuador, los datos indican que en el 2019 se transportó a 7 455 677 pasajeros, mientras que en el 2020 esa cifra disminuyó a 2 419 240; en el contexto de la carga en cambio, se movió de 278 088 toneladas en el 2019 a 213.038 toneladas en 2020. Daniel Estévez, Director de Seguridad Operacional, en representación de la Dirección General de Aviación Civil del Ecuador (DGAC), indicó que “antes de marzo de 2020, el Ecuador tenía 334 frecuencias semanales, 31 rutas aéreas, 19 destinos y 20 aerolíneas con operaciones internacionales; al momento, el país cuenta con 167 frecuencias semanales (49%), 18 rutas aéreas (58%), 12 destinos (63%) y 14 aerolíneas con operaciones internacionales (70%)”. En este aspecto, los datos del movimiento de carga, reflejan que enero de 2020 inicia con 24 000 toneladas movidas, monto que va disminuyendo sostenidamente hasta el mes de abril que es su punto más bajo llegando a la mitad de enero, debido a todas las medidas de confinamiento y restricción generales. A partir del segundo semestre, el volumen de carga se mantiene más o menos estable, con un promedio semestral de aproximadamente 18 000 toneladas, logrando una recuperación importante al cierre de año, donde se movilizaron un poco más de 20 000 toneladas.

La rápida recuperación de la carga aérea es una tendencia a mantener. Los datos para los mercados mundiales de carga aérea a enero de 2021 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) -organización que representa a unas 290 aerolíneas que comprenden el 82% del tráfico aéreo mundial-, muestran que la demanda de carga aérea volvió a los niveles anteriores a la pandemia por primera vez desde el inicio de esta crisis; la demanda de enero 2021 también mostró un fuerte crecimiento mes a mes con respecto a los niveles de diciembre de 2020. Ahora, si bien existe una fuerte demanda para enviar mercancías, la capacidad aún se ve limitada por la escasez de capacidad de carga que normalmente proporcionan los aviones de pasajeros. En circunstancias normales, la tercera parte del comercio mundial por valor -medido en dinero- se moviliza por aire; en las actuales circunstancias en cambio, la carga aérea está desempeñando un papel fundamental para la distribución de vacunas en todo el mundo. En un futuro previsible, gracias a la vacunación masiva mundial, será necesario realizar un mejor esfuerzo concertado para mantener la armonía de un país a otro; la pandemia ha demostrado que se requieren procedimientos acordes y previsibles para enfrentar crisis futuras, por lo que es necesario desarrollar un marco de referencia para todos los países y se asegure que el transporte de suministros vitales no se vea gravemente interrumpido.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *