CARGANDO

Escribe para buscar

Datos Noticias

Las lecciones que deja el bloqueo del Canal de Suez

Compartir

La dependencia del transporte marítimo comercial a los únicos canales habilitados para su tránsito debe ser analizada. Así lo demostró el reciente incidente en el Canal de Suez. Conozca un estimado de las pérdidas.

Los retos del transporte marítimo. El transporte marítimo es parte esencial del comercio internacional, aproximadamente el 80% de las mercancías del mundo se envían por mar. Es por esto que el transporte marítimo comercial se basa en rutas estratégicas para movilizarlas de manera eficiente; pero también parte de estas rutas cuentan con ciertos puntos o “cuellos de botella” navegables que suponen un riesgo para todo el sistema. Técnicamente estos cuellos de botella son pasajes estratégicos que conectan entre sí a dos áreas más grandes y distantes; y si se trata de comercio marítimo, éstos suelen ser estrechos o canales que reciben grandes volúmenes de tráfico debido a su ubicación óptima.

La importancia del Canal de Suez. Con una longitud de 193 km. y abierto al tránsito marítimo desde 1869, el Canal de Suez ubicado en Egipto, es una de las vías fluviales más importantes del mundo, gracias a que proporciona el enlace marítimo más corto entre Asia y Europa, conectando el Mar Rojo y el Mar Mediterráneo. De no contar con esta ruta, los barcos tendrían que navegar alrededor de África, agregando siete días más a sus viajes. En el último mes, el Canal se puso en el ojo del huracán, tras el encallamiento de un buque que dejó en evidencia su característica de ser un cuello de botella con una capacidad limitada, casi como el Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico, o el Estrecho de Malaca, en el Sudeste Asiático.

El bloqueo del Ever Given en el Canal de Suez. El 23 de marzo de 2021, el buque portacontenedores de 400 m. (1.312 pies) de largo, llamado “Ever Given” encalló en el Canal de Suez durante una tormenta de arena que causó poca visibilidad, afectando la navegación y detuvo a más de 200 embarcaciones a ambos lados del canal, bloqueando completamente el tráfico y causando pérdidas de USD 10 000 millones por día de bloqueo, según estimaciones de la aseguradora Allianz. Este dato no es sorprendente, puesto que el 13% del volumen total del comercio mundial y el 30% del tráfico mundial diario de buques portacontenedores lo atraviesa. De acuerdo a la Autoridad del Canal de Suez (SCA), cerca de 19 000 embarcaciones, con un promedio de 52 por día, habían atravesado esta vía fluvial en 2020, transportando 1 170 millones de toneladas métricas (TM) de volumen total de carga. Este rubro, así como la cantidad de embarcaciones ha aumentado de manera constante durante los últimos años, pasando de 692 millones de TM en 2011, a más de 1 000 millones de TM, lo que representa un incremento del 69%.

Las limitaciones predecibles. En logística existe la expresión mágica del “justo a tiempo”, pero debido a la pandemia de coronavirus y ahora al bloqueo en el Canal de Suez, queda claro que todo está planeado tan al límite de lo predecible, que las cadenas de suministro podrían dejar de funcionar de un momento a otro, debido a lo impredecible. A pesar de algunas vulnerabilidades, los “cuellos de botella” siguen siendo vías fluviales críticas que facilitan el comercio internacional: el Canal de Suez, así como el Canal de Panamá, el Estrecho de Malaca, el estrecho de Ormuz y el estrecho de Bab el-Mandeb; presentan riesgos estructurales y geopolíticos, que variarán en tipología y grado según la ubicación del cruce. Una cosa es cierta, el bloqueo sucedido en el Canal de Suez no será la última interrupción en el flujo comercial mundial.

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *