CARGANDO

Escribe para buscar

Contexto Lo Destacado Portada

Todo apunta a un incremento del desempleo en el último trimestre

Compartir

El desempleo crece por la crisis económica y la pandemia. La CCQ hizo estimaciones que coinciden con las del FMI. Los detalles.  

Foto: Gianna Benalcázar – CCQ

Mediante los datos publicados por el Ministerio del Trabajo, con corte al 31 de diciembre sobre empleo, se pueden realizar ciertas estimaciones de los indicadores laborales del Ecuador. Según información del calendario estadístico del INEC, los últimos datos a corte diciembre 2020, en cambio, se publicarían hasta el 25 de enero de 2021. 

Según los datos de Ministerio de Trabajo, en el 2020, el total de contratos creados, y que se mantienen vigentes, ascendieron a 384 316. De estos, el 20,9% fueron creados durante el periodo comprendido entre el 1 de enero al 15 de marzo, es decir, que antes de la pandemia existió un total de 80 364 contratos creados que se mantienen vigentes. Desde el 16 de marzo hasta el 3 de diciembre de 2020, el Ministerio de Trabajo ha registrado un total de 303 952 contratos, por lo que durante la pandemia hasta el último día del 2020 se han creado el 79,1% de los contratos que se mantienen vigentes. 

Sin embargo, la mayoría de personas que se encuentran en este último apartado son las que, por la propagación del COVID-19, han debido optar por diferentes medidas para poder mantener su nómina, entre algunas el cambio de contrato, que determina la reducción de horas de trabajo y salario de los empleados. En este sentido en el 79,1% de contratos creados en 2020 que se mantienen vigentes se debe principalmente a que la mayoría de personas se han acogido a dicha medida.  

En contraste, la segunda estadística publicada por el Ministerio del Trabajo son el número total de actas de finiquito en el 2020. Este asciende, hasta el 31 de diciembre de 2020, a 762 988 actas por todas las causales existentes. De ese total, el 22,5% se dieron en el periodo del 1 de enero hasta el 15 de marzo de 2020, mientras que el 77,5% que representa un total de 591 542 actas se han notificado en el periodo del 16 de marzo al 31 de diciembre de 2020, es decir, durante la pandemia. 

Las causales más representativas de actas de finiquito son: Por acuerdo de las partes (60,5%) y por la conclusión de la obra, período de labor o servicios objetivo del contrato (9,8%). Además, que por casos fortuitos o fuerza mayor que imposibiliten el trabajo, antes de la pandemia solo existían 80 actas de finiquito, y desde el 16 de marzo hasta el 31 de diciembre se han sumado 27 354.  

Con estas dos estadísticas podemos realizar una estimación del número de personas que para diciembre de 2020 se encuentran desempleadas, valiéndonos de operaciones aritméticas simples, ya que si al número total de actas de finiquito en el año 2020, de 762 988, le restamos los 384 316 contratos creados en 2020 que se mantiene vigentes, obtenemos una pérdida de empleos estimada de 378 672, si a este valor se le suma el número de personas desempleadas en diciembre de 2019 que fue de 311 134, nos da un total estimado de 689 806 personas que se encontrarían en el desempleo en el periodo de diciembre de 2020.  

En este sentido, si en efecto para el periodo de diciembre de 2020 existen aproximadamente 689 806 personas en el desempleo, utilizando la Población Económicamente Activa (PEA) de diciembre de  2019 de 8,1 millones de personas, la tasa estimada de desempleo al cierre de 2020 sería de 8,5%.  

Sin embargo, según las últimas publicaciones de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU), la PEA se ha reducido en 2020, por lo que si tomamos como referencia la PEA del mes de Septiembre de 2020, que fue de 7,9 millones de personas, la tasa podría llegar al 8,8%. Esta tasa de desempleo no está alejada de los cálculos de los organismos internacionales. El Fondo Monetario Internacional, en su última publicación del WEO, ha previsto una tasa de desempleo para el Ecuador de 8,1%. 

La factura de la crisis económica es alta. La pérdida de empleo va dar como resultado un incremento en la pobreza de los hogares del Ecuador. Además, dentro de este análisis no se toma en cuenta el deterioro del trabajo de los ecuatorianos, con la futura publicación de la Encuesta Nacional Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) del INEC se podrá entender de mejor manera cuántos empleos de calidad se perdieron, cuánto la informalidad creció y a través del nivel de ingresos saber cuántos nuevos pobres tenemos en el Ecuador.  

Estos próximos meses son de decisiones, el próximo gobierno tiene la necesidad de reactivar la economía y generar fuentes de empleo de calidad. Además, hay una deuda pendiente con la modernización del código laboral que se debe adaptar más a la realidad actual sin vulnerar los derechos de los trabajadores. 

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *